e-Justicia Latinoamérica

Inicio » Edgardo Torres Lopez » ¿LA REFORMA JUDICIAL ES IMPOSIBLE?

¿LA REFORMA JUDICIAL ES IMPOSIBLE?

VERSIÓN EN PORTUGUÉS


Juez Superior de la Corte de Lima Norte. Presidente de la Segunda Sala Civil. Vocal de E-JUSTICIA LATINOAMERICA
Juez Superior de la Corte de Lima Norte. Presidente de la Segunda Sala Civil.
Vocal de E-JUSTICIA LATINOAMERICA

 A propósito del extraordinario y motivador libro del jurista peruano Luis Pasara: Una reforma imposible. La justicia Latinoamericana en el banquillo. (Fondo Editorial PUCP. Perú 2014,) surgen estas líneas.

Algunos sistemas judiciales y extensivamente algunos órganos autónomos de justicia en América Latina, son ejemplo de organización pre-industrial, con resultados que dependen básicamente de la conducta o voluntad de las autoridades políticas, del magistrado, o del personal jurisdiccional y administrativo.

La organización judicial pre industrial, no conoce o no aplica conceptos tales como:
1.- Políticas Jurisdiccionales de servicio público. (Acceso y derecho a la justicia)
2.- Planificación, gestión eficiente, proyectos y programas.
3.- Indicadores y variables. (Para medir los resultados del servicio público)
4.- Ética, Eficiencia, Efectividad y Eficacia.
5.- Control de tiempo y costos de los procesos.
6.- Desempeño moderno del personal. ( tele trabajo, tele audiencias )
7.- Producción y productividad (Como en las empresas de servicio público)
8.- Tecnologías comunicación e información. (Expediente virtual, video Audiencias, notificaciones
electrónicas),
Al gran aumento de expedientes judiciales, la solución típica que plantea la organización pre industrial, es acelerar el ritmo de trabajo con amenazas de sanciones y despidos; o aumentar el número de personal estatal y la infraestructura.
Estas medidas en el fondo no dan los resultados esperados, porque el modelo de organización, no corresponde a las necesidades de la realidad latinoamericana actual. Es como si para la solución del problema transporte público, solo se aumentase las multas, los semáforos o la flota vehicular.
Tanto para la justicia, como para otros servicios públicos, se requiere nuevos conceptos, nuevos sistemas de gestión y administración, de objetivos por resultados. Si una organización funciona de la misma forma, que hace un siglo atrás, no tendrá buenos resultados.
El problema no es sencillo; pese que a lo largo de las décadas en América Latina, se ha intentado reformas judiciales, con grandes recursos económicos, con esperanzas en la modernización, capacitación y creación de nuevos órganos de judiciales, los resultados no han sido significativos. El problema continúa.
En la actualidad la justicia ( incluso la justicia administrativa, municipal, regional y constitucional), está sometida a una doble tensión: Un incremento de procesos y una mayor necesidad de prestar el servicio público en menos tiempo y con mejores resultados; ello al final lleva al colapso de la organización pre-industrial.
La lentitud e ineficacia de gran parte de la justicia obliga a pensar en nuevos sistemas judiciales con las siguientes características:
1.- Justicia oportuna, preventiva, alternativa y restaurativa. ( algunos casos de resolución de conflictos por internet)
2.- Justicia oral y justicia electrónica. (Expediente virtual, video audiencias, notificaciones electrónicas)
3.- Procesos breves, simples y ágiles. Algunos en formatos estándar y aplicación de precedentes vinculantes.
4.- Sentencias orales justas en la forma y en el fondo.
5.- Sentencias que solucionen casos colectivos relevantes e intereses difusos. Ejemplo: Sentencia del Tribunal Constitucional del Perú, que dio solución a todas las demandas de amparo respecto a los casinos y casas de juego. http://www.tc.gob.pe/jurisprudencia/2007/00006-2006-CC.html
La finalidad debe ser, lograr una organización que cumpla con su deber de administrar justicia en forma oportuna, justa, eficiente y efectiva.
En este cambio la modernización es importante, pero no es fundamental. Lo fundamental como ha explicado el magistrado y jurista Ariel Labrada es el factor humano, (http://www.amazon.com/Factor-Organismos-Judiciales-Spanish-Edition/dp/9507275231). Asimismo la organización y racionalización de procesos, así como la efectividad de los métodos asociados al buen desempeño de los servidores de la administración de justicia.
Países como Costa Rica, Brasil, Panamá, Chile, México y Colombia, han avanzado en el proceso de mejoramiento continuo de la justicia, con la implementación del despacho electrónico; el uso de nuevos métodos de gestión y otras medidas, lo que constituye una buena noticia para imitar y demostración que la reforma judicial sí es posible.

Edgardo Torres, integrante de E Justicia Latinoamérica


Citar este artículo como: "Torres Lopez, Edgardo; ¿La reforma judicial es imposible?; [en línea] Biblioteca Digital Gratuita E-Justicia Latinoamérica; https://ejusticialatinoamerica.wordpress.com/2014/07/11/la-reforma-judicial-es-imposible/ [fecha de consulta: dd/mm/aaaa]"

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: